Las zonas ATEX (ATmosfera EXplosiva) son aquellas en las que pueda haber gases, vapores o nieblas en cantidad suficiente para producir atmósferas explosivas o inflamables (Clase I) o aquellas en las que hay o puede haber polvo inflamable (Clase II).
 
Si trabaja en un ambiente como este su sistema de comunicación ideal es ATEX: dispositivos ultra resistentes y a prueba de las situaciones más extremas.